Qué estudiar para convertirse en Inventor Qué estudiar para convertirse en Inventor
Los inventores son algunos de los iconos de la industria, trabajan laboriosamente para crear nuevos productos para el público. La imagen de Tesla o... Qué estudiar para convertirse en Inventor

Los inventores son algunos de los iconos de la industria, trabajan laboriosamente para crear nuevos productos para el público.

La imagen de Tesla o Bill Gates, inventando en un garage o laboratorio primitivo viene a la mente al pensar en un inventor, pero los costos de ingeniería y desarrollo han aumentado dramáticamente, y la invención hoy en día ocurre con más frecuencia en laboratorios corporativos y departamentos de investigación y desarrollo, aún así, el 20 por ciento de las patentes de EE. UU. se otorgan cada año a inventores privados.

Un inventor experto todavía puede transformar las buenas ideas en importantes sumas de dinero. Hay grandes recompensas en el diseño de un producto que es mejor que cualquiera que haya venido antes.

Además de ser creativos, los inventores exitosos también deben ser empresarios eficaces.


Desarrollar un producto útil es solo el primer paso en el proceso. El inventor también debe poder negociar un contrato de licencia favorable con un fabricante establecido o tener los medios para convertirse en empresario y dedicarse al negocio de la fabricación de sus ideas.

Se deben desarrollar diseños que eviten infringir las patentes existentes, y los inversores deben protegerse de otros que copiarían su diseño existente. Conocer los campos o los antecedentes de las invenciones facilita la vida de los inventores, tanto cuando desarrollan nuevos productos como cuando evalúan el valor de las invenciones a medida que los desarrollan.

El desarrollo de nuevos productos requiere mucho tiempo y, a menudo, es costoso, y los ingresos no comienzan a fluir hasta que está listo un prototipo comercializable. Muchos inventores trabajan a tiempo parcial como inventores y pasan el resto de su tiempo en trabajos como ingenieros, científicos de investigación o en el mundo académico.

Aun así, vale la pena seguir una buena idea.


Estudios recomendados

Con raras excepciones, una carrera o título en ciencias o ingeniería es una necesidad. Muchos inventores privados pasan años trabajando como investigadores para corporaciones privadas antes de desarrollar las ideas que les permiten establecerse por su cuenta.

La experiencia en diseño y desarrollo de productos es crucial, al igual que el conocimiento del mercado potencial del nuevo producto. Los años de trabajo en la industria o en la investigación académica son los mejores métodos para adquirir las habilidades de un inventor exitoso.

Cómo convertirse en inventor

1. Cultive una idea

Según el inventor de dispositivos médicos Robert Fischell. “La clave para inventar es la conciencia de que un problema es el desencadenante a partir del cual se puede crear un invento”, quien posee más de 200 patentes para innovaciones, como un desfibrilador cardíaco implantable.

Si, después de una investigación preliminar, su idea resulta novedosa, entonces continúe desarrollándola. Pero sea realista sobre lo que esta haciendo. El tiempo que dedique podrá ser mayor de lo que cree que será, y los gastos también.

Realice bocetos, realice pruebas, desarrolle conceptos y guarde notas detalladas. Los abogados de patentes aconsejan a sus clientes que mantengan un registro en un cuaderno encuadernado de forma permanente que sea sellado por un notario público con frecuencia.

En esta etapa temprana del juego, su inversión de tiempo y dinero personal habrá sido leve en comparación con lo que estará por venir. Antes de continuar, tendrá que hacer algunas preguntas difíciles:

  • ¿Es mi idea significativamente diferente a cualquiera que la preceda?
  • ¿Existe un mercado considerable para el producto?
  • ¿Se puede desarrollar y fabricar a un costo razonable?
  • ¿Quién es el cliente y por qué debería comprar mi producto y no un competidor?

Y, finalmente, ¿estoy dispuesto a comprometerme por completo a hacer que esta idea tenga éxito?

Los inventores que han pasado por el proceso deben tener cuidado de no subestimar la fortaleza emocional y psicológica requerida.


2. Construya un prototipo

Con la disponibilidad de un potente software informático y de diseño asistido por computadora como Autodesk Inventor y 3D CAD de SolidWork, los inventores viven en una buena época.

Incluso cuando se diseña en un entorno CAD digital altamente preciso, un producto tiene que dar el salto al mundo real en forma de prototipo. Por una tarifa considerable, las empresas de prototipos especializados traducen los dibujos en plástico moldeado o acero. O puede probar suerte con una tienda local de manufactura.

Dependiendo de los materiales involucrados y de la complejidad de una invención, el costo de hacer un prototipo de calidad puede vaciar una cuenta bancaria y obligar a un inventor a buscar financiamiento en una etapa muy temprana.

También se aboga por adoptar un enfoque de bricolaje. Durante una fase de prueba y error se pueden producir prototipos a partir de cartón, madera y metal hasta que se optó por un diseño más avanzado.

3. Conseguir una patente

Las leyes de patentes es algo complicado, así que solicite a un abogado de patentes experimentado que escriba y presente su solicitud de patente.

Un abogado experto puede redactar una patente amplia que protege una invención contra cualquier infracción desde cualquier ángulo.

En promedio, la aprobación de la patente demora tres años y puede requerir ir y venir varias veces con los registros de patentes.

4. Pruebe el mercado

Una vez que la solicitud de patente está completa, el inventor debe pasar de construir una idea a construir un negocio. Raro es el genio creativo detrás de un invento que también tiene las habilidades comerciales, o el interés, de supervisar la fabricación, comercialización y venta de su creación.

Una ruta más segura es encontrar un compañero cuyo conjunto de habilidades complemente la suya.

Por ejemplo, quien tiene experiencia en ingeniería y software puede asociarse con otro que tenga conocimiento crucial en los negocios y la fabricación.

Con un sólido equipo de negocios configurado, el siguiente paso es la investigación de mercado y el marketing de prueba. Los estudios de marketing (realice su propia comisión o comisione a una empresa de investigación de mercado) le proporcionará datos sobre las tendencias del mercado y la demografía del cliente.

Sin embargo, no hay sustituto para poner su invento frente a clientes potenciales, así como a fabricantes, proveedores y distribuidores para tener una idea de su valor de mercado.

5. Venderlo o Hacerlo

Los inventores ganan dinero de dos maneras: recaudando regalías mediante la licencia del derecho de fabricar su invención o la fabricación, distribución y comercialización de sus invenciones ellos mismos.

No hay duda de que la concesión de licencias es la ruta más fácil para comercializar un invento. Requiere menos dedicación de tiempo y capital inicial y libera a los inventores para que hagan lo que mejor hacen: inventar.

Pero la conveniencia tiene un costo. Las tasas de regalías en las patentes, basadas en el precio de catálogo, producción y otros factores, promedian menos del 2 al 7 por ciento de las ventas minoristas.

Aún así, para un inventor primerizo con escasez de fondos y conocimientos técnicos, un acuerdo de licencia puede ser una buena opción.

Fabricar un producto, por otro lado, es un salto hacia lo desconocido. Para comenzar, necesita encontrar inversionistas para el financiamiento, luego construir relaciones con posibles fabricantes y distribuidores.

Luego está el marketing, las ventas y la gestión. Puede ser tanto, si no más, trabajo que el que invierte en el desarrollo de la invención. Pero los beneficios potenciales son mucho más altos que cualquier licencia.

Francisco Serrano

Licenciado en Periodismo, redactor y publicista de distintos blogs.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *