Qué Estudiar para convertirse en Traductor Qué Estudiar para convertirse en Traductor
Los traductores convierten documentos escritos de un idioma a otro manteniendo el significado preciso del texto original. Usualmente suelen especializarse en dos o más... Qué Estudiar para convertirse en Traductor

Los traductores convierten documentos escritos de un idioma a otro manteniendo el significado preciso del texto original. Usualmente suelen especializarse en dos o más idiomas. También pueden especializarse en un campo de trabajo particular, como comercio, derecho, salud, ciencia, tecnología o literatura.

Para ser un traductor profesional necesitarás:

  • Una comprensión fluida (casi nativa) de al menos un idioma extranjero (idioma de origen)
  • Una comprensión sólida de la cultura del país del idioma de origen, generalmente obtenida al vivir y trabajar allí durante un período de tiempo prolongado.
  • Excelentes habilidades de escritura en su propia lengua materna
  • Preferiblemente, un título académico en el idioma de origen

 

Al igual que cualquier carrera, el camino para convertirse en traductor no es fácil. Se necesita dedicación y perseverancia y un amor genuino por los idiomas. Se necesita la educación adecuada y un buen conjunto de habilidades.


Habilidades Necesarias

1. Habilidades lingüísticas

La primera habilidad que debe tener es en lenguaje. Necesita fluidez en el idioma de origen o el idioma desde el que traducirá. Debe ser un hablante nativo del idioma de destino o el idioma en el que se traduciría. También es necesario que sea un buen escritor en el idioma de destino.

Muy pocas personas pueden traducir a un idioma que no es nativo para ellos. Para trabajar como traductor profesional, la mayoría de las empresas de traducción solo consideran a los hablantes nativos de el idioma. Vivir en el país o al menos pasar tiempo en el país donde se habla el idioma de origen ayudará a mejorar su dominio del idioma. La mayoría de las compañías de traducción lo hacen un requisito previo.

Como traductor profesional, debe ser capaz de escribir muy bien y comprender el texto fuente, dominar el vocabulario y la gramática y dominar los métodos idiomáticos para expresar las cosas y el significado deseado de forma precisa.

Para convertirse en un buen traductor debe dominar el idioma de destino y tener un buen conocimiento de los diferentes dialectos, signos de puntuación, gramática, axiomas, jerga, variantes, estilos, jerga y eufemismos.


2. Habilidades informáticas

Debe tener buenas habilidades informáticas si quiere convertirte en traductor. Es una ventaja si es experto en el uso de varios programas, especialmente los programas de MS Office, y editores de texto, ya que habrá trabajos de traducción que requieren el uso de estas aplicaciones.

Además de las aplicaciones mencionadas, también necesita saber cómo usar las herramientas TAC (traducción asistida por computadora).

Un buen traductor también debería tener buenas habilidades de mecanografía, ya que trataría con documentos escritos. La velocidad y precisión de tipeo por encima del promedio le ayudarán tremendamente.

3. Habilidades comerciales

Muchos traductores hoy en día son profesionales independientes. Si este también es su objetivo, es mejor si tiene buena visión para los negocios. Debe tener algunos conocimientos en marketing y ventas para poder construir una red, conocerse y conseguir trabajos de traducción.

Tiene que desarrollar tenacidad porque habrá una dura competencia entre otros profesionales independientes. Debe aprender a ser puntual y organizado también.

Cómo convertirse en Traductor

Si está seguro de que quiere convertirse en traductor, aquí están los pasos a seguir.

Paso 1: obtener una educación

Además de ser competente en al menos dos idiomas, debe tomar estudios de traducción para convertirse en un traductor. Un graduado de la escuela secundaria puede tomar cursos de escritura y comprensión, y lenguas extranjeras. Muchos obtienen una licenciatura, con especialización en un idioma en particular.

Muchos traductores hoy también son especialistas en diferentes campos, como negocios, artes, legal, médico, farmacéutico, financiero y más. Usan esos estudios para convertirse en traductores que son expertos en la materia.

Paso 2: Solicite y apruebe programas de certificación

Después de satisfacer los requisitos de educación y afinar sus habilidades, es ventajoso obtener la certificación o acreditación para convertirse en un traductor.

Cuando está certificado, tiene pruebas de que posee las habilidades necesarias para traducir a nivel profesional. Puede obtener títulos avanzados en traducción u obtener certificaciones profesionales como los que ofrece IELTS y TOEL para inglés o el Deutsches Sprachdiplom para Alemán.

Si usted es un especialista en traducción legal, puede cursar alguna certificación en leyes para probar sus conocimientos en el área.

Paso 3: Aprobar las pruebas de competencia lingüística

Puede mejorar su currículum mediante la realización de pruebas de competencia lingüística. Esto es una prueba de que domina los idiomas que habla. Varias organizaciones, escuelas y muchas empresas de traducción ofrecen pruebas de competencia lingüística para traductores.

Paso 4: Adquirir experiencia

La experiencia de la industria es importante para los traductores que recién están comenzando. Para obtener experiencia, puede comenzar trabajando en una pasantía.

Cuando tenga alguna experiencia, puede buscar trabajo de nivel de entrada, lo que lo expondrá a las complejidades del proceso de traducción y del negocio.

La experiencia es esencial si quiere convertirte en un traductor. Necesita experiencia no solo para agudizar sus habilidades en el trabajo, sino también para permitirle tener muestras de trabajo para mostrarle a posibles clientes, para pedir recomendaciones y posiblemente empleo regular.

Paso 5: aprende a promocionarte

La comercialización es importante si decide trabajar por cuenta propia o incluso si busca un empleo permanente como traductor. Busque compañías, empresas, organizaciones, agencias gubernamentales, hospitales, clínicas etc. que puedan estar buscando traductores.

Puede crear un sitio web, escribir blogs y unirse a grupos en línea de traductores profesionales para comenzar a construir su red. Debido a que el trabajo puede venir en cualquier momento, es prudente tener copias de su curriculum listas.

Paso 6: Educación continua

A medida que comienza a establecerse como traductor profesional, es importante mantenerse actualizado con las tendencias de las traducciones, con las nuevas tecnologías y noticias de la industria.

También es importante no dejar de aprender. Muchos traductores continúan su educación para destacarse por encima del resto. Una cantidad importante de traductores cursan una maestría para mejorar su comerciabilidad. La educación continua le permite especializarse o diversificarse.

Destacarse es esencial en el trabajo, por lo que todo lo que hace para mejorar le ayuda a destacar.

Paso 7: Especializarse en un tema

Si decide especializarse en cualquier tema, es fundamental mantenerse al día sobre su especialización. Mantenerse actualizado sobre desarrollos, tendencias y regulaciones mantendrá a un traductor corporativo en buena posición.

Con cambios terminológicos específicos, los procesos deben ser comunicados de manera explícita y clara. La traducción de un tema específico requiere un conocimiento profundo del idioma y del tema, por lo que es imprescindible mejorar sus habilidades de investigación.

Tareas de un traductor

  • estudiar textos originales y transcripciones de material hablado para comprender el tema
  • traducir el significado y la sensación del material escrito en el registro y el estilo apropiados
  • traducir una amplia gama de material escrito, incluidas cartas comerciales, formularios de solicitud, textos legales, novelas y artículos científicos detallados
  • asegúrarse de que la fraseología y la terminología en textos legales, técnicos y científicos se traduzcan con precisión
  • suministrar subtítulos para películas y programas de televisión
  • revisar las traducciones hechas por otros

Oportunidades de empleo

Los traductores son empleados, generalmente de forma independiente, por departamentos gubernamentales, estatales y territoriales interesados ​​en temas de inmigración, defensa, asuntos legales y aplicación de la ley, seguridad social y educación.

Las organizaciones tales como hospitales, bancos, agencias de turismo y empresas privadas de interpretación y traducción también pueden emplear traductores por contrato o por cuenta propia.

Las oportunidades de empleo permanente son limitadas, pero es muy probable que se encuentren en leyes, finanzas y defensa.

La mayoría de los traductores trabajan por cuenta propia o trabajan como contratistas.

Francisco Serrano

Licenciado en Periodismo, redactor y publicista de distintos blogs.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *