Qué estudiar para ser Radiólogo Qué estudiar para ser Radiólogo
Para muchos, elegir una carrera universitaria es algo complicado. Existen muchas opciones y muchas veces no sabemos en qué podemos destacarnos. El mejor consejo... Qué estudiar para ser Radiólogo

Para muchos, elegir una carrera universitaria es algo complicado. Existen muchas opciones y muchas veces no sabemos en qué podemos destacarnos. El mejor consejo siempre será que escojas solo aquello que te gusta y lo que mejor te haga sentir. Jamás elijas algo solo por dinero o porque tus padres o amigos te lo dijeron.

Y entre las muchas opciones de estudios se encuentra la radiología. Es una carrera bastante interesante y tiene un sin fin de posibilidades. En el siguiente post te diremos todo lo referente a estudiar radiología.

Estudiar Radiología

Para estudiar radiología debes tener presente que te enfrentas a una carrera larga y difícil. Y no es para menos, ya que así son todas las carreras que están de alguna forma ligadas a la medicina.

Pero ¿Qué hace un radiólogo? ¿Cómo estar seguros de la carrera que estamos eligiendo? Pues bien, si estás interesado en estudiar radiología te invitamos a conocer más de esta carrera.


¿Qué hacen los radiólogos?

Si estas considerando estudiar radiología debes saber que los radiólogos son médicos especialistas que utilizan una amplia gama de técnicas avanzadas en imágenes médicas para diagnosticar y, en ciertos casos, tratar a pacientes con todo tipo de enfermedades. Estas modalidades de imagen incluyen exámenes de rayos X, ultrasonido, tomografía computarizada y resonancia magnética.

Los radiólogos generalmente trabajan entre bambalinas analizando estudios, haciendo diagnósticos y consultando con médicos. En algunos casos, se involucran en el procedimiento para ayudar a preparar al paciente o esbozar instrucciones adicionales para el técnico.

Los radiólogos intervencionistas llevan la tecnología de imágenes un paso más allá al usarla para tratar ciertas enfermedades y afecciones. Estos profesionales crean mapas electrónicos para guiar sus instrumentos a medida que insertan catéteres, extraen tejido maligno y realizan otros procedimientos delicados. Este enfoque suave permite a los pacientes recuperarse más rápido y con menos complicaciones.

Para ayudar a los pacientes y sus médicos de atención primaria a llegar al diagnóstico correcto de manera oportuna, los radiólogos relacionan las historias clínicas de los pacientes, los hallazgos de los exámenes físicos y los valores de laboratorio con sus propias interpretaciones de los exámenes por imágenes. Un subconjunto creciente de estos especialistas, llamados radiólogos intervencionistas, realizan procedimientos quirúrgicos bajo la guía de imágenes para minimizar el daño al tejido sano.


La capacitación para convertirse en radiólogo es larga, competitiva e intensa, pero el beneficio de ayudar a cientos de pacientes cada semana hace que este largo viaje valga la pena.

A diferencia de la mayoría de médicos, los radiólogos tienen un contacto limitado con los pacientes. De hecho, algunos pasan semanas sin una consulta cara a cara. En cambio, estos especialistas pasan su tiempo analizando los resultados de las imágenes y formulando diagnósticos.

Cómo convertirse en radiólogo

Al igual que todos los médicos, los radiólogos han tenido que completar la escuela de medicina y han obtenido sus títulos de medicina. Por tanto, si estás buscando estudiar radiología, lo siguiente que verás en este post será el camino que tendrás que recorrer.

Busca ser aceptado en la escuela de Medicina

Estudiar radiología tiene sus complicaciones ya que generalmente entrar en la escuela de medicina no es nada fácil, de hecho estas facultades exigen altos puntajes en la prueba de admisión.

Podrías incluso requerir alguna carta de recomendación, becas, experiencia en voluntariado médico, entre otras cosas, que hagan méritos para que puedas ser aceptado.

Asiste a la escuela de medicina

Después de haber sido aceptado en la escuela de medicina podrás sentirte triunfador porque ya has dado el primer gran paso para estudiar radiología. Sin embargo, como estudiante debes ahora completar el riguroso plan de estudios de 4 años buscando siempre ser el mejor de la clase.

Mientras estés en la escuela de medicina, aprenderás todo lo concerniente a anatomía, fisiología, farmacología, fisiopatología y patología. Lo que es simplemente, el conocimiento que se espera de todos los médicos graduados.

Asimismo, en el último año de la escuela de medicina, aplicarás a programas de residencia de posgrado en diversas especialidades, incluyendo Radiología, ya que tu meta es convertirte en radiólogo.


Completa tus prácticas y residencia

Luego de haberte graduado de la escuela de medicina, se te otorga un título de MD, y podrás solicitar una licencia médica limitada lo que hará que se te considere como un médico. Sin embargo, el verdadero entrenamiento práctico comenzará ahora.

Como radiólogo debes pasar su primer año como residente, a lo que se le conoce como “año interno”, practicando medicina general, cirugía o una combinación de ambos. Esto incluye el cuidado de los pacientes en el departamento de emergencias.

En este punto, recibirás una introducción en tu especialidad de radiología, por lo que comenzarás un programa de capacitación de 4 años en el campo. Durante estos cuatro años, pasará muchas horas, tanto de día como de noche, en el hospital, interpretando decenas de miles de estudios de imágenes, asesorando a los pacientes sobre sus resultados, comunicando resultados con otros clínicos y realizando muchos procedimientos e intervenciones guiados por imágenes.

Entra a un programa de especialidad

La gran mayoría de los residentes graduados solicitarán y aceptarán un programa de 1 o 2 años en una subespecialidad de radiología. Estos incluyen neuroradiología, radiología musculoesquelética y radiología intervencionista, entre muchos otros.

Durante este período, te someterás a los pasos finales de la capacitación, aprenderás las técnicas de procesamiento de imágenes y procedimientos más avanzadas dentro de su subespecialidad.

Consigue una licencia y una certificación

Una vez finalizada la especialidad, estarás finalmente listo para aplicar tus habilidades y practicar independientemente tu especialidad. La licencia estatal es obligatoria para todos los médicos en ejercicio, incluidos los radiólogos.

Por otro lado, la mayoría de los empleadores también requieren que los candidatos de radiología posean la certificación de la junta médica. Por tanto, no te extrañes al momento de solicitarla se te realice un examen en dos partes que cubra tanto medicina y anatomía como modalidades imágenes y física.

Títulos y Grados

Al momento de querer estudiar radiología, considera que durante este proceso conseguirás obtener los siguientes grados y títulos:

  • Título de Medicina Cirujano
  • Título de Formación especifica en Radiología
  • Especialidad radiológica en áreas como:
  • Neuroradiología.
  • Radiología pediátrica.
  • Radiología musculoesquelética
  • Radiología intervencionista.
  • Radiología mamaria.
  • Título de doctorado y post doctorado en el área de la radiología.

Dia Garcia

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *